• Instagram
  • Google+ Social Icon
  • Flickr Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon

LO QUE HAY QUE SABER DE ESTA GRAN CIUDAD

Aquí encontrarás tips útiles para moverte en la enorme, bulliciosa, un poco caótica, pero increíble Ciudad de México. La idea es que te sientas "como en casa". 

EL METRO

El pasado 4 de septiembre, el Metro de la Ciudad de México cumplió 50 años de transportar a los habitantes de esta urbe, que hoy  suman 4.9 millones de usuarios al día. En 2018, transportó más de 1,647 millones de personas en sus 384 trenes, distribuidos en 12 líneas y 195 estaciones. 

Cada línea del Metro está representada por un color. Se pueden hacer transportes sin pagos adicionales. Y si lo vas a usar con frecuencia, conviene comprar una tarjeta recargable que también te permite usar el Metrobús. El costo del viaje es de 5 pesos.

Horario de Servicio: Días laborales de 5:00 a 00:00 horas, sábados de 6:00 a 00:00 horas, domingos y días festivos de 7:00 a 00:00 horas. Los domingos es posible llevar tu bicicleta,  la mayoría de las estaciones cuentas con bici-estacionamientos. 

El Museo del Metro se encuentra en la Estación Mixcoac de la Línea 12, y dispone de varias salas, con la historia del Metro, exposiciones de arte moderno, así como una muestra de piezas arqueológicas recuperadas en las excavaciones. 

También podrás encontrar murales en varias estaciones de las Líneas 1 a la 9.

En la estación de la Raza se encuentra el Túnel de la Ciencia, el primer museo científico-cognoscitivo del mundo, que se construyó en un Metro. Se inauguró en 1988.

Las dos principales quejas de los que viajan en este sistema de  transporte colectivo son: el retraso en la llegada de los trenes y la inseguridad (tan sólo el año pasado se reportaron 946 robos a pasajeros a bordo del Metro).

En resumen, viajar en metro, resulta eficiente, entretenido y barato, pero hay que tomar en cuenta ciertas cosas para llegar sin contratiempos a tú destino.

LÍNEA 1. PANTITLÁN- OBSERVATORIO. ¡Lleva paraguas!

Además de ser una de las Líneas del Metro con más fallas, es la más antigua, inició operaciones en 1969. También es la que tiene el mayor número de conexiones, lo que la coloca en el segundo puesto de mayor afluencia, al transportar a más de 240 millones de usuarios anualmente. Esta línea tiene diversos sistemas y equipos con un alto grado de desgaste o que, incluso, ya rebasaron su vida útil o son obsoletos. Otro problema es que se convierte en un caos, durante la época de lluvia, ya que el agua cae directamente en las escaleras de los accesos provocando inundaciones, acumulación de gente en vestíbulos y andenes, al estar descubierta la salida.

LÍNEA 2: CUATRO CAMINOS– TASQUEÑA. ¡Paciencia!

Además de ser la de mayor demanda, con una afluencia de 986 mil 340 pasajeros en un día laboral, la Azul es una de las Líneas con bastantes fallas. La terminal más problemática es Tasqueña —construida en 1970—, cuya capacidad ya fue rebasada hace mucho por la cantidad de usuarios

LÍNEA 3: INDIOS VERDES - UNIVERSIDAD. ¡Camina con cuidado!

El tramo norte de la Línea verde presenta fallas en el suelo tanto en zonas aledañas como a lo largo del trayecto, que afectan las trayectorias de cables de suministro de energía y provoca fracturas en las estaciones, así como desniveles en andenes como Potrero, Deportivo 18 de Marzo e Indios Verdes.

LÍNEAS 5: POLITÉCNICO-PANTITLÁN. ¡Salvavidas!

La estación más afectada por el hundimiento que se presenta en el Valle de México es Oceanía, donde el tramo de llegada presenta un hundimiento aproximado de 25 centímetros por año. Cuando fue inaugurado el tramo Consulado - Pantitlán en 1981, la pendiente máxima era de 4.9%, pero, actualmente, dicha cuesta aumentó a 7.2%, rebasando el valor máximo conforme a las normas para el Diseño y Construcción de las Líneas del Metro que contemplan pendientes máximas de 4% y  7% en condiciones secas. 

LÍNEA 7: EL ROSARIO – BARRANCA DEL MUERTO. ¡Ojo con la cartera!

El gran problema de la Línea naranja es la falta de personal, lo que deriva en que los usuarios ingresen sin boleto porque no hay nadie vigilando los torniquetes.También hay muchas dificultades para mantener las instalaciones libres de comercio informal e incidencia delictiva. 

LÍNEA 8: GARIBALDI – CONSTITUCIÓN DE 1917. ¡No te enganches!

Presenta fallas que han llegado a ocasionar peleas entre usuarios. La estación Garibaldi/ Lagunilla es la más conflictiva y tiene una necesidad urgente de agilizar el tránsito de pasajeros en andenes, así como de evitar la circulación en contraflujo a fin de reducir las agresiones y riñas que ocurren en su interior.

LÍNEA 9: PANTITLÁN – TACUBAYA. ¡Fíjate dónde pisas!

La mayor problemática aquí radica en la diferencia de comportamiento entre cimentaciones continuas, lo que produce “efectos nocivos a la súperestructura de la estación”, que afecta tanto a locales como andenes, entrepisos, escaleras y conexiones con las pasarelas.

LÍNEA  A: PANTITLÁN – LA PAZ.  ¡Cuenta hasta 10!

La lluvia y la cantidad de trenes afectan gravemente esta Línea, donde se registran retrasos y riesgos en la integridad de los usuarios. A lo largo de los tramos subterráneos, se presentan filtraciones en muros, daños en estructuras y suciedad en drenajes, principalmente por las precipitaciones pluviales y las condiciones de la red hidrosanitaria. Además, durante las horas de mayor demanda hay que dejar pasar hasta 3 o 4 convoyes para poder abordar.