Marca España

Aquí encontrarás noticias de actualidad relacionadas con proyectos, reconocimientos, logros y actividades encaminadas a fortalecer la imagen de España internacionalmente, en todos los ámbitos. Deporte, cultura, gastronomía, tecnología, turismo, innovación, programas solidarios, etc. Para sentirse orgulloso.

8 de las mejores universidades jóvenes del mundo están en España

La Pompeu Fabra, UC3M, Politècnica de Catalunya, IE University, Politécnica de Madrid, Universidad de Alcalá, Ramón Llull, Rovira i Virgili y la Universidad de Alicante entran en el ranking de QS de las mejores universidades con menos de 50 años de historia. Además de ser la cuna de algunas de las universidades más antiguas de Europa y del mundo.

La mejor situada entre las universidades jóvenes españolas es la Universitat Pompeu Fabra, de Barcelona, en el puesto 32.º de la clasificación. Fundada en 1990, es una habitual de los rankings y clasificaciones internacionales. Le sigue la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), que consigue el puesto 34. La universidad madrileña, con sede en Getafe y fundada en 1989, es otra de las habituales españolas en clasificaciones mundiales. Se sitúa entre las 50 mejores universidades europeas en docencia excelente.  La tercera universidad mejor posicionada es la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC). Fundada en 1971 y con sede en Barcelona, ocupa el puesto 36 de la clasificación.  Además de estas tres universidades, figuran la IE University, que alcanza la posición 42. Surgida en la década de los 90, esta universidad privada destaca especialmente por sus másteres y MBA, situados habitualmente en los mejores puestos de las clasificaciones elaboradas por Financial Times, Forbes, Bloomberg o The Economist.

Entre las 150 mejores universidades jóvenes del mundo  también están la Universidad Politécnica de Madrid y la Universidad de Alcalá, ambas en Madrid; la Universitat Ramón Llull y la Univeristat Rovira i Virgili, en Cataluña; y la Universidad de Alicante.

El ranking de QS sigue liderado por las universidades asiáticas. La NTY de Singapur se sitúa en el número uno del mundo; seguida de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong, KAIST de Corea del Sur y la Universidad de la Ciudad de Hong Kong. En Europa, la principal universidad joven es la Université PSL (Paris Sciences & Lettres); mientras la también francesa Universidad de la Sorbona ocupa el octavo lugar. También destaca, en el noveno puesto, la finlandesa Universidad de Aalto.

Pioneros de los derechos LGTB

España es hoy una referencia mundial en derechos LGTB y tolerancia. Un camino iniciado en la década de  1970 por miles de valientes que arriesgaron su vida en la defensa de su libertad. En 2005 se convirtió en el tercer país del mundo en legalizar el matrimonio entre dos personas del mismo sexo, solo por detrás de Países Bajos (2000) y Bélgica (2003). Incluso fue un paso más allá al establecer la igualdad total en lo relativo a adopción entre parejas del mismo sexo, que todavía no se contemplaba en la legislación de ningún otro país.

Pero la batalla por la igualdad de derechos de las personas LGTB empezó mucho antes. Aunque, obviamente, existieron manifestaciones individuales previas, el movimiento a favor de los derechos LGTB en España surgió en la década de 1970. En silencio y bajo pseudónimos, pioneros como Francesc Francino (Mir Bellgai) o Armand de Fluvià (Roger de Gaimon) empezaron a organizar el movimiento LGTB desde Barcelona. Juntos fundaron el llamado Movimiento Español de Liberación Homosexual, la primera asociación que defendía los derechos de este colectivo en España.

Tras la muerte de Franco, en 1975, se fundó el Front d’Alliberament Gai de Catalunya (FAGC). El 26 de junio de 1977, días después de las primeras elecciones democráticas, bajo el lema “Nosotros no tenemos miedo, nosotros somos”, 4 000 personas se concentraron en Las Ramblas de Barcelona para demandar la amnistía de los delitos sexuales y la derogación de la ley sobre peligrosidad y rehabilitación social de 1970, puesto que en aquel momento todavía eran considerados un colectivo ilegal. 

El movimiento se expande

La manifestación de Las Ramblas marcaron un antes y un después. El movimiento se fue extendiendo por Madrid, Valencia, Málaga, Bilbao y Baleares. El esfuerzo empezó a dar sus frutos. En diciembre de 1978, el Consejo de Ministros presidido por Adolfo Suárez retiró la homosexualidad de la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación social. Por fin, la homosexualidad dejó de ser delito en España, y los presos LGTB fueron liberados. Un año más tarde, el Front d’Alliberament fue legalizado. A partir de 1985, año en que se estableció el 28 de junio como Día Internacional del Orgullo LGTB, comenzaron a surgir nuevas asociaciones por toda España. Colectivos que pasaron a englobarse en la Federación Estatal FELGTB, creada en 1992. La Ley de Peligrosidad fue derogada definitivamente en 1995, al aprobarse un nuevo Código Penal, que incluyó además la protección de la orientación sexual, considerando como agravante de delito la homofobia.

Pero si hay una fecha destacada en la lucha por los derechos LGTB en España es, sin duda, el 30 de junio de 2005, cuando se permitieron los matrimonios del mismo sexo. 

Referentes mundiales en tolerancia LGTB

Durante cuatro décadas de democracia, España ha avanzado a pasos agigantados en materia de tolerancia LGTB. Hoy, es el segundo país del mundo con menor rechazo al matrimonio homosexual (7%), solo por detrás de Suecia (5%). Unas condiciones sociales y jurídicas que también lo han convertido en uno de los mejores de Europa para solicitantes de asilo LGBTI+ procedentes de países en los que está penado. 

Series españolas conquistan al mundo

Bella

Ciao

Bella

Ciao

Bella

Ciao

Ciao

Ciao

‘Valeria’ y ‘White Lines’, estrenadas recientemente en Netflix, se suman a los fenómenos de ‘Elite’, ‘La Casa de Papel’ y ‘Toy Boy’, entre las series más vistas a nivel mundial durante la cuarentena. Gracias a la expansión de las plataformas de contenidos audiovisuales en ‘streaming’, resulta cada vez menos sorprendente que, en cualquier rincón del mundo, conozcan historias como la del minucioso atraco a la Casa de la Moneda y Timbre, los misterios que se esconden tras la noche malagueña e ibicenca, o las confidencias de un grupo de amigas a la luz de la Gran Vía madrileña.

VALERIA, basada en las novelas de Elísabet Benavent -con más de un millón de ejemplares vendidos-, fue directa al primer puesto de la lista de producciones más vistas del catálogo de Netflix nada más estrenarse (el pasado 8 de junio), y sigue entre las más reproducidas del planeta. La serie, creada por María López Castaño y protagonizada por Diana Gómez, ha conseguido en su estreno mejores datos que otras apuestas fuertes de la plataforma, como The Eddy -del director de La La Land- o Hollywood, de Ryan Murphy. 

Más reciente aún es WHITE LINES, escrita y dirigida por Álex Pina -creador de La Casa de Papel– y producida por su empresa junto a la productora de The Crown. Con una trama centrada en la investigación de un asesinato tras la aparición de un cadáver en Ibiza, también ha conseguido colocarse entre las más vistas de Netflix, consagrando a Pina como uno de los directores que más expectación generan en el mundo.

Un 2020 de grandes éxitos

Se suman así a la cada vez mayor lista de éxitos audiovisuales españoles del año. La tercera temporada de ÉLITE, estrenada a principios de marzo, volvió a demostrar el potencial del thriller adolescente creado por Carlos Montero y Darío Madrona, situándose como la serie de Netflix más vista en todo el mundo durante tres semanas.  Otra ha sido TOY BOY que, tras su discreto paso por la televisión en abierto (en Antena 3), durante sus primeras semanas en el catálogo de Netflix ha estado entre las diez ficciones más vistas en una quincena de países. Pero si se trata de fenómenos, la protagonista indiscutible es LA CASA DE PAPEL, cuya cuarta temporada se estrenó a principios de abril y se convirtió en la serie más ‘maratoneada’ durante ese mes. Según datos de Netflix, se calcula que, a lo largo del primer cuatrimestre de 2020, unos 65 millones de cuentas habrán conectado en algún momento con la última temporada de la serie.

El valor de la ficción española

El idioma es uno de los ingredientes clave en el imparable éxito de estas series españolas -a las que previamente precedieron producciones como El tiempo entre costuras, Gran Hotel y, más atrás, Un paso adelante o Aquí no hay quien viva. La enorme expansión de la lengua española -la segunda con más hablantes nativos del mundo-, permite tener una enorme recepción en América Latina, Estados Unidos y en países vecinos como Francia.

Las producciones españolas se han ido abriendo hueco entre los productos anglosajones (EEUU y Reino Unido copan casi el 70% de las plataformas) durante el confinamiento. El porcentaje de series y películas originales de Netflix o con licencia exclusiva a nivel mundial de origen español pasó del 2.8% al 3.6% en 2019.  Y es que el número de series producidas en España ha crecido exponencialmente en los últimos cuatro años. Si en 2015 se produjeron 38 series -con una contribución estimada al Producto Interior Bruto de 429 millones de euros- a finales de 2019 la cifra superaba las 72 series, con una contribución al PIB de 812 millones de euros.

Un legado de salud al mundo

Revalida su primera posición en el ranking global elaborado por U.S. News & World Report sobre 35 dietas, además de estar considerada la número uno en las categorías de: alimentación saludable, la más fácil de seguir, ideal para diabéticos y la más rica basada en frutas y verduras. En pocas palabras: La dieta mediterránea es la mejor del mundo. Herencia invaluable de los países mediterráneos.

La dieta mediterránea señala reducir el consumo de carnes rojas, azúcar y grasas saturadas, dando preferencia a alimentos como nueces y trigo en el régimen diario. Así, está valorada como la mejor dieta para una alimentación saludable.

España es, según el Healthiest Country Index de Bloomberg, el país más saludable del mundo. Y, entre los factores, destaca la alimentación, basada en la Dieta Mediterránea. El estudio, que analiza los hábitos de vida de 169 países, destaca –además del sistema sanitario español y de las buenas condiciones climáticas- el uso del aceite de oliva en las cocinas españolas y el consumo de frutos secos. Hábitos que sitúan a España en primer lugar de su ranking, por encima de países como Italia –en el que también predomina la dieta mediterránea-, Islandia, Japón, Suiza, Suecia o Australia.

Y es que los beneficios de la dieta mediterránea para la salud están ampliamente comprobados. Entre otros, el ensayo clínico Predimen (Prevención con Dieta Mediterránea), financiado por el Instituto de Salud Carlos III y codirigido por un catedrático de la Universidad de Navarra, ha demostrado que la Dieta Mediterránea tiene un efecto positivo sobre la prevención cardiovascular. 

No solo el ámbito científico avala las bondades de la Dieta Mediterránea: también la UNESCO, que la incluyó en 2013 en su lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, en una candidatura compartida y defendida por Chipre, Croacia, España, Grecia, Italia, Marruecos y Portugal. La UNESCO no solo lo considera una forma de alimentarse, sino un “conjunto de conocimientos, competencias prácticas, rituales, tradiciones y símbolos relacionados con los cultivos y cosechas agrícolas, la pesca y la cría de animales, y también con la forma de conservar, transformar, cocinar, compartir y consumir los alimentos”.

MUJERES comprometidasempoderadas

España cuenta con un 34% de mujeres que ostentan cargos de alta dirección en empresas de entre 50 y 500 empleados según el informe Women in Business 2020, un 5% más que la media global. Aunque todavía queda un largo camino por delante para conseguir la plena igualdad, España se ha convertido en uno de los países del mundo que mejor está trabajando en políticas de género.

A nivel mundial la tasa media de mujeres que ostentan cargos de alta dirección en empresas de entre 50 y 500 empleados, cotizadas y no cotizadas, se mantiene en el 29%. En el conjunto de la Unión Europea asciende un punto más, hasta 30%. Y en el caso de España este porcentaje ha pasado del 30% al 34%, que según el informe ha sido uno de los impulsos más altos de los últimos 16 años. Entre los 32 países analizados solo Polonia la supera, con 38% de puestos de responsabilidad ocupados por mujeres. Y queda muy por encima de potencias como Alemania, Estados Unidos o Francia, las tres en el 28% en materia de igualdad efectiva entre hombres y mujeres. Por otra parte, el porcentaje de empresas españolas que no tienen ninguna mujer al mando ha disminuido hasta el 9%, mientras que la media a nivel mundial en este apartado se ha quedado estancada en el 13%. 

El estudio también ha analizado el avance del liderazgo femenino en aquellas comunidades que poseen un mayor volumen de tejido empresarial. La región madrileña se pone en cabeza en cuanto a contratación de mujeres en puestos directivos, con un 38%, 7% más que en el ejercicio anterior. En segundo puesto está Cataluña, Galicia, con 31%, y Andalucía, con 26%. En los últimos puestos están la Comunidad Valenciana (23%) y País Vasco (24%). No obstante, el informe apunta como buena noticia el hecho de que ninguna región española haya reducido sus cifras de directivas contratadas.

En cuanto a la tipología de los puestos, el mayor porcentaje de mujeres en puestos de responsabilidad lo encontramos en el ámbito de los Recursos Humanos (36%), seguido de cerca por la Dirección Financiera (36%). Por otra parte, España es el primer país de Europa con más porcentaje de mujeres que ocupan el máximo puesto ejecutivo en sus empresas (25%). De hecho, el número de consejeras delegadas es seis puntos superior al porcentaje mundial y al europeo. 

Estos datos complementan los recogidos por el Foro Económico Mundial para configurar su Global Gender Gap Report 2020, que coloca a España en el octavo puesto en el ranking mundial de países más avanzados en paridad de género. Los apartados con mejor nota son el de empoderamiento político femenino y el de porcentaje de mujeres en puestos ministeriales.

Por otra parte, España es el tercer país del mundo con más ciudadanos que se consideran feministas: un 44%.  Y también que es la más crítica con las barreras y roles impuestos a las mujeres en ámbitos como el familiar, el profesional y educativo.

Otro ejemplo del trabajo que se está realizando en esta materia es el ránking sobre igualdad de género de los 173 bancos centrales mundiales, realizado por Mazars y el Foro de Instituciones Monetarias. Según este documento, el Banco de España se sitúa en el primer puesto de la lista, con 97.67 puntos sobre 100, principalmente porque hay más mujeres que hombres en sus posiciones directivas. Una situación que sólo se da en 12 de las 173 entidades analizadas.

Un país para todos

SOBRESALIENTE EN MUCHAS ASIGNATURAS:

  • Cuenta con 4.5 millones de residentes de origen extranjero, casi un 10% de su población total que, en general, se sienten cómodos en el país por muchas razones: Calidad de vida, seguridad, facilidad para establecerse, gastronomía, cultura, sanidad y tolerancia. 

  • Una sociedad tolerante y abierta, reconocida por sus bajas cifras de xenofobia, indica el Pew Research Center y el Real Instituto Elcano.  El primero explica como la ciudadanía española es una de las que mejor acepta la diversidad, ya sea étnica y religiosa, sexual o de género.

  • Sanidad, la más eficiente de Europa y la tercera del mundo según la última edición del informe Health-Efficiency Index de Bloomberg. Y un estudio de la Universidad de Washington ha calculado que España es el Estado miembro con mayor esperanza de vida y el tercero del mundo, con una media de 83.1 años.

  • Seguridad. España se encuentra en el puesto 32 de 163 países analizados, y se ha valorado muy positivamente su trabajo para frenar el terrorismo. Y según Gallup,  es el segundo del mundo en el que se puede caminar de noche con mayor seguridad, sólo superado por Noruega.Y los últimos datos de criminalidad recogidos por la Oficina Europea de Estadística (Eurostat) la coloca a la cola en asaltos con violencia. El 4.º país de la Unión Europea en el que menos homicidios intencionados se cometen, y el número 11 del mundo, según datos del Banco Mundial.

  • Los expatriados tienen también en buena consideración las políticas de educación pública que se han puesto en marcha. España está considerada la tercera nación del mundo con mayor influencia cultural. El informe asegura que entre los atributos más apreciados están su diversidad cultural e histórica.

 

  • Calidad democrática. Con base en el Índice elaborado por el Instituto Varieties of Democracy de la Universidad de Gotemburgo (Suecia), España ostenta el puesto número 26 de este ranking de 179 países, con buenos resultados en los indicadores de elecciones limpias, independencia judicial, igualdad ante la ley y libertad individual. Además, tiene el honor de encontrarse en el puesto 19 de entre las únicas 20 democracias plenas que existen en el mundo.

TECNOLOGÍA de primer nivel

EN EL MAR
EN EL AIRE

En ESPAÑA se...

...COME RICO

La Federación de Hostelería de España acaba de lanzar una plataforma propia de reservas online con establecimientos en todo el territorio nacional. Así, a través de www.reservon.es podrás acceder a todos los restaurantes, bares y discotecas del país, e incuso hacer una reservación para tu próxima visita.

Cuenta con más de 20 mil  establecimientos inscritos, todos ellos miembros de la Federación de hosteleros. 

España es uno de los países con más estrellas Michelín de Europa. Ferrán Adriá ha sido durante muchos años el principal estandarte de la alta cocina  –uno de los padres de la llamada cocina molecular- y su restaurante, El Bulli, fue considerado el mejor del mundo mucho tiempo. Sin embargo, son muchos los restaurantes distinguidos por su calidad y creatividad. 140 cuentan con estrellas Michelín. Algunos de ellos son:

“Atrio” en Cáceres., "Azurmendi” en Larrabetzu, Vizcaya., “Mugaritz” en Rentería, Guipúzcoa., “Calima” en Marbella, Málaga., “Casa Marcial” en Arriondas, Asturias., “Lasarte" en Barcelona., “Miramar” en Llança,Girona., "Moments"  en Barcelona., “Quique Dacosta” en Denia, Alicante., “Ramón Freixa” en Madrid., “Santceloni" en Madrid., “Sergi Arola Gastro” en Madrid., “La Terraza del Casino” en Madrid.

CONTRA LA MALARIA
Los arquitectos españoles siguen haciendo de las suyas, dejando el nombre de España por todo lo alto. Basten unos ejemplos recientes. El estudio Herreros Arquitectos ganó, en 2009, un concurso para construir el Museo del pintor expresionista noruego Edvard Munch. El proyecto llevará a Munch junto al agua y junto a la nueva ópera de la ciudad con la intención de hacer crecer el barrio de Bjørvica, zona de expansión turística y cultural de la ciudad.

Otro de los máximos exponentes de la arquitectura española es Luis Vidal, responsable la nueva Terminal 2 del aeropuerto londinense de Heathrow, el de mayor tráfico internacional del mundo. Por su parte, los arquitectos Antonio Cruz y Antonio Ortiz, están detrás de la reforma del Rijksmuseum de Ámsterdam; mientras Victoria Garriga y Juan Antonio Foraster, diseñarán el nuevo Museo Nacional de Afganistán.

Esto explica por qué en Estados Unidos las universidades más prestigiosas los quieren en sus claustros y no sólo como docentes, sino también de decanos y directores:

 

- Juan Herreros da clases en la Universidad de Columbia  (Nueva York) desde 1996 y es miembro de honor del Royal Institute of British Architects.

- Alejandro Zaera-Polo imparte clases en Princeton (Nueva Jersey),  misma universidad donde Beatriz Colomina es catedrática y directora del programa en Medios y Modernidad.        

- Iñaki Ábalos es docente en Harvard (Massachusetts).

- Antón García-Abril en el MIT de Boston.

- Iñaki Alday y su mujer y socia Margarita Jover participan en la Universidad de Virginia.

- Xavier Costa imparte en la North Eastern University, en Boston.

  • Instagram
  • Google+ Social Icon
  • Flickr Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon